Para que exista una transformación digital efectiva se tienen que plantear una serie de factores que caminen de la mano hacia una industria 4.0. Podemos resumirlos en tres grandes bloques:


Hablar de futuro en Industria 4.0 ya no tiene demasiado sentido... Hay que hablar de presente de la Industria 4.0. Para conocer mejor la transformación digital inminente en la que nos encontramos hemos recopilado un diccionario básico con los conceptos fundamentales para entender qué supone la cuarta revolución industrial.


La AEAT lanza un nuevo sistema de gestión del IVA basado en información en tiempo “real”


La proliferación de dispositivos móviles de captura y presentación de datos y la tendencia a cambiar la manera en como estos se comunican, hace que surjan nuevos retos de seguridad a los que enfrentarse.


El Cloud Computing nos permite obtener servicios de computación a través de una red, que usualmente es Internet y que hace que nuestra empresa sólo pague por los recursos que usa y en el momento en que los necesita.


Los habilitadores digitales se presentan como los elementos que posibilitan la transformación digital de la industria, constituyendo al mismo tiempo un reto y una herramienta para afrontarlo.


Smart Cities, ciudades que usan tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) para proporcionar servicios a los ciudadanos. Hablamos de las ciudades inteligentes más importantes de nuestro país.


Con la revolución digital, gobiernos, negocios, instituciones educativas, necesitan cambiar sus enfoques en educación, desarrollo de habilidades, empleabilidad, ...


Tecnologías wearables, presentes en el mundo del deporte, ocio, salud, etc. pero también en la Industria 4.0. Ejemplos de utilización dispositivos wearables.


Te explicamos los avances que trae consigo la 4ª Revolución Industrial y como el ser humano ha tenido que ir adaptándose a toda clase de cambios económicos, políticos, climáticos y tecnológicos.